Planimetría 04b: Representación en planos de escaleras y rampas

En este apunte se muestran las representaciones de los principales objetos en planos de Arquitectura, en base principalmente a la NCh745 para el caso de escaleras y rampas. Cabe destacar que estas normas son válidas tanto para el dibujo a mano como mediante software CAD.

Representación de escaleras

Las escaleras en general son fáciles de representar en planta ya que nos basta conocer la medida de un “peldaño” para luego definirla de forma completa completa mediante repeticiones de este. Una escalera consta de las siguientes partes:

1- Peldaño, el cual es la estructura o superficie donde una persona puede colocar sus pies y luego ir ascendiendo o descendiendo mediante estos, ya que suelen ubicarse a alturas constantes y controladas. Cada grupo de peldaños que llega a un descanso (o plataforma) se le denomina tramo.

2- Huella, la cual corresponde al espacio o ancho del peldaño donde se coloca el pie. La huella debe tener al menos 20 cms para permitir el pie, aunque lo usual es 25 o 28 cms.

3- Baranda, la cual es un soporte lateral para apoyar los brazos al ir ascendiendo y puede ir en uno o ambos lados de la escalera. Su grosor usual es de 5 a 7 cms.

4- Contrahuella, la cual es la altura de cada peldaño y no se ve en planta sino que sólo de perfil o frente. Esta debe ser de al menos 15 cms y no mayor a 18,5 cms. Medidas mayores dificultarán el ascenso de la persona.

Tipos de escaleras

Las escaleras se definen según su forma y por ello tenemos 5 tipos básicos que son:

Rectas, la más común y más usada en casas y algunos edificios.

En forma de “L”, la más usada en casas y edificios junto con las escaleras rectas.

Soluciones típicas en planta para descansos y/o quiebres, en escaleras en “L”:

De izquierda a derecha: dos peldaños en diagonal, tres peldaños en diagonal y peldaño o plataforma de descanso.

En forma de “U”, la más utilizada en edificios debido a su versatilidad y su relativo ahorro de espacio, y también se usa en algunos tipos de casas. En los edificios este tipo de escaleras suelen tener un peldaño mucho más grande llamado descanso.

Soluciones típicas en planta para descansos y/o quiebres, en escaleras en “U”:

De izquierda a derecha: peldaños diagonales (sin descanso o directa) y con descanso. Por norma el ancho mínimo de un descanso es de 90 cms.

De espiral o de caracol, no muy utilizada ya que es insegura y complicada de utilizar a la hora de trasladar enseres, pero tiene la ventaja de ahorrar espacio ya que no suele tener grandes dimensiones. Este tipo de escalera suele tener un ángulo recto ya que la forma en planta de esta en la mayoría de los casos es de ¾ de círculo. También se dibuja con un pilar al centro (o “center pole”) el cual también es redondo (usualmente de 10 cm de diámetro).

Verticales, las cuales son las más conocidas ya que para ascender por ellas se debe hacer de forma vertical y por ello es que su huella es muy pequeña (menos de 10 cms) y no es muy utilizada como escalera fija en casas o edificios debido a su dificultad de ascenso, pero es la más común a su vez ya que se suelen usar en otras tareas (por ejemplo para subir al techo), y pueden ser de un solo tamaño o plegables. Estas escaleras suelen ser transportables.

Por lógica y utilizando la proyección ortogonal tendremos las siguientes relaciones de las partes de la escalera respecto a la planimetría:

– En planta siempre veremos las medidas reales del ancho de cada peldaño y la huella de cada uno, y de forma proyectada veremos la baranda.

– En frente siempre veremos las medidas reales de la contrahuella y y el ancho de cada peldaño, y de forma proyectada la baranda.

– En corte o perfil siempre veremos las medidas reales de la contrahuella, la huella y la baranda, ya que esta suele ir en diagonal y en el sentido del ascenso.

Normas base para el dibujo de escaleras

Para dibujar las escaleras deberemos tomar en cuenta las siguientes normativas:

– Los dibujos de escaleras en planta deben cortarse a la altura del séptimo peldaño al ir de piso a piso. El resto de la escalera a partir de ese corte se deberá dibujar de forma proyectada (segmentada).

– En la planta el sentido del ascenso debe marcarse con una línea continua tomando como base el punto medio de los peldaños de la escalera. La intersección de esta flecha con el primer peldaño debe marcarse con un punto, un círculo o un par de rayas paralelas.

– Los peldaños deben numerarse indicando el sentido del ascenso. Esto se aplica a todas las vistas de la escalera (planta, frente y perfil). En el caso del frente y perfil, los números van encima de la huella de cada peldaño.

– En la planta, la escalera en el piso final generalmente se ve de forma completa, sin proyecciones de ningún tipo.

Representaciones de escaleras en diferentes vistas

En las siguientes imágenes podemos representaciones típicas y esquemáticas en planta, frente y perfil de los diversos tipos de escaleras, además de la normativa básica aplicada en ellas:

Normativa y representación en planta, corte y frente de una escalera recta.

Normativa y representación en planta, perfil y frente de una escalera en “L”.

Normativa y representación en planta, perfil y frente de una escalera en “U”, con descanso.

Normativa y representación en planta, perfil y frente de una escalera en “U”, sin descanso (directa).

Normativa y representación en planta y perfil de una escalera en espiral o caracol.

Representación de rampas

Las rampas siguen normas similares a las escaleras pero con la diferencia que estas NO tienen peldaños sino que son una sola superficie donde el ascenso es continuo. Debido a que las rampas no tienen peldaños, la altura salvada por cada tramo será mucho más baja en comparación a una escalera y por ende el tramo deberá ser mucho más largo respecto a esta. Sin embargo, las rampas son de mucha utilidad ya que permiten el ascenso de personas discapacitadas ya que les sería muy difícil el hacerlo por las escaleras.

Los tipos principales de rampas que encontramos en Arquitectura son:

Rampas Rectas, las cuales son las más utilizadas (sobre todo en estaciones o paradas).

Rampas en forma de “L”, utilizadas en edificios. Por lógica, en la esquina deberá tener un descanso plano antes del siguiente tramo.

Rampas en forma de “U”, utilizadas en edificios. Por lógica, en la esquina deberá tener un descanso plano antes del siguiente tramo.

Debido a las limitaciones de la rampa y el uso, estas deberán tener una pendiente máxima que facilite el ascenso de la persona (usualmente es un 12% o menos, dependiendo de la longitud del tramo).

Pendiente de una rampa

La pendiente se define como el grado o ángulo de inclinación de la rampa respecto a la horizontal la cual es expresada en porcentaje, y dependerá del largo de la rampa y de la altura a la que asciende el tramo. Por ello podemos determinar la pendiente de la siguiente forma:

Porcentaje de pendiente = largo de la rampa / altura.

Por ejemplo, si un tramo de rampa mide 6 mts de largo y asciende 0.6 mts, su pendiente se calcula de la siguiente manera:

6 / 0.6 = 10 => 10% de pendiente.

Esto se puede graficar en el siguiente esquema:

Por lo tanto podemos inferir que:

100% de pendiente => el largo de la rampa coincide con la altura, el ángulo de inclinación de la rampa es de 45°.
50% de pendiente => la altura es la mitad del largo de la rampa, el ángulo de inclinación de la rampa es de 27°.

Normativas para dibujo de rampas

– El sentido del ascenso de la rampa debe marcarse con una línea continua y con flecha, de forma similar a la escalera.

– Como en las rampas no hay peldaños, las cotas de altura de la rampa deben marcarse en la planta y en el corte, además en este último debe ir expresado el porcentaje de pendiente (inclinación) de la rampa.

Bibliografía utilizada:

– Instituto Nacional de Normalización, http://www.inn.cl.
– Norma Chilena NCh745, representación de materiales y elementos en planta.
– International Organization for Standarization, ISO: http://www.iso.org.
Cómo interpretar un plano, Juan de Cusa, Monografías CEAC construcción.

 

Dibujo Técnico: convenciones sobre el dibujo de Arquitectura

Acerca del dibujo arquitectónico

Como ya sabemos, la expresión gráfica que se utiliza en la Arquitectura está definida por un conjunto de especificaciones y normas y a la vez estas son parte de lo que conocemos como dibujo técnico.

El ojo humano está diseñado para ver en 3 dimensiones: largo, alto y ancho. Sin embargo, estas sufren distorsión dependiendo de la distancia y la posición donde esté situada la persona respecto al objeto que se observa. Por lógica no podríamos construir ese objeto si lo dibujásemos “tal cual” lo vemos, ya que para ello fuera posible el objeto tendría que mantener su verdadera magnitud y forma y esto no es posible en este tipo de proyección. Este sistema de proyección se conoce como proyección cónica, debido a que el ojo enfoca los objetos desde un punto de observación y los envuelve mediante un cono virtual. Si bien su desventaja principal es que no podremos construir el objeto visto, en muchas ocasiones nos bastará un solo dibujo para que podamos entender el objeto en su totalidad ya que este nos mostrará la forma “tridimensional” de este.

dibujo_arq01

Proyección de tipo cónica o real del ojo humano

Por esto mismo es que en dibujo arquitectónico una de sus convenciones o normas principales es que la proyección de los objetos debe mostrar su tamaño y forma verdaderos para así poder ser medidos y luego construidos. Por esto mismo es que gracias a la geometría descriptiva se ha logrado establecer un sistema de proyección que consiste en que frente al observador se ubica en un plano imaginario donde su campo de visión es perpendicular al objeto observado. Este tipo de proyección se conoce como proyección ortogonal.

dibujo_arq02

Proyección del plano perpendicular u ortogonal.

La ventaja de este sistema es que el objeto no se distorsiona respecto a la posición del observador ya que siempre será un plano paralelo a la cara que se proyecta, además que por supuesto los objetos mantienen su verdadera magnitud y forma lo cual permitirá que sea construido. Sin embargo, la principal desventaja de esta proyección es que el objeto no puede ser interpretado de forma íntegra con un solo dibujo, ya que se requieren de varias “vistas” para comprender el objeto en su totalidad. A partir de este tipo de proyección nace el concepto de “plano” de arquitectura.

Tipos de Planos básicos en Arquitectura

A partir de lo anterior, podemos deducir fácilmente que para la construcción de un proyecto de Arquitectura, ya sea vivienda, edificio o remodelación, primeramente debemos realizar muchos dibujos o “vistas” ya que como sabemos, debemos mostrar la mayor información posible al constructor o ejecutor de este. En arquitectura tenemos los siguientes tipos de planos:

a) Planta: una “planta” se define como una representación bidimensional que nos muestra el tamaño de los espacios internos y la estructura de un proyecto, además del entorno que lo circunda.  En realidad la planta es un corte que se realiza mediante un plano imaginario horizontal, el cual está a 1,00 o 1,20 mts. de la línea del terreno. En este corte podremos ver el largo, ancho y el espesor de los elementos que lo componen, particularmente la estructura.

dibujo_arq04

Esquema del concepto planta

dibujo_arq04b

Planta desarrollada a mano, a partir del concepto anterior.

Por normativa las líneas correspondientes a la estructura de la planta siempre deben ir más gruesas, para indicar cercanía al observador.

b) Cortes: una corte se define como una representación bidimensional que nos muestra la estructura, dimensiones y alturas principales del interior de una edificación. Un corte se realiza mediante un plano imaginario vertical, el cual traspasa en su totalidad el proyecto y su entorno o terreno. En este corte podremos ver el largo (o ancho, según dónde pase el corte), alturas y el espesor de los elementos que lo componen.

dibujo_arq04c

Esquema del concepto corte.

Las líneas que representan elementos estructurales “cortados” como vigas, losas y fundaciones deben ser gruesas para indicar cercanía. Los cortes pueden ser longitudinales (si pasan por el lado más largo de la edificación) o transversales.

dibujo_arq04d

Por normativa, las líneas y los sentidos de los cortes deben ser indicados en la planta.

c) Elevaciones: una elevación se define como una representación bidimensional que nos muestra la forma, materialidad y las dimensiones principales de una “fachada” o cara de una edificación. La elevación se realiza mediante un plano imaginario vertical, el cual está a una distancia determinada y por lo general es paralela a la cara que representa. En esta podremos ver el largo, ancho y las alturas de los elementos que la componen.

dibujo_arq05

Esquema del concepto elevación.

dibujo_arq05b

Elevaciones o caras resultantes del ejemplo de arriba.

Los elementos que están más cercanos al espectador deben ir más gruesas, para indicar cercanía a este. También se suele dibujar la materialidad de cada cara.

dibujo_arq05c

La elevación proyectada en el plano horizontal genera la llamada “planta de techumbre” o también denominada “quinta Fachada”.

d) Detalles constructivos: son fundamentales en el proyecto ya que nos determina la calidad y las características de ciertos elementos en un edificio, los cuales con componentes unificados que forman un todo. Los detalles constructivos componen más del 90% del proyecto ya que con ellos se les guía a los ingenieros, arquitectos, proyectistas, constructores y a otros participantes del proceso de construcción.

dibujo_arq03

Detalle constructivo de una fundación, mostrando el sistema constructivo e indicaciones de material.

Uno de los detalles más utilizados en arquitectura es el denominado Corte Escantillón, el cual es usado para determinar la materialidad, las dimensiones y la estructura de un “muro tipo” que se utilizará en el proyecto. En este corte podemos definir detalles como el tipo de fundación, tipo de cielo, composición de los pisos, forma del alfeizar de la ventana, estructura de la techumbre entre otros. Este corte debe contener todos los elementos del muro, desde la fundación hasta el sistema de techumbre. En este tipo de cortes se suele indicar el material, tanto su nombre como detalles anexos como por ejemplo el espesor o el tipo a utilizar.

dibujo_arq03a

Corte escantillón de un recinto que nos muestra los detalles de su materialidad, sistema constructivo e indicaciones. Tomada de la web http://www.catalogoarquitectura.cl.

dibujo_arq03b dibujo_arq03b2

Ejemplo concreto de un corte escantillón, que nos muestra su corte original 2D y luego su contraparte real, en obra. Imagen tomada de la web: http://www.monografias.com.

Composición de un dibujo a mano alzada

Si bien los planos suelen dibujarse mediante instrumentos de dibujo o de forma digital mediante software como AutoCAD, los arquitectos y constructores también suelen trazarlos a mano alzada ya que la idea de estos dibujos es expresar las primeras ideas y conceptos que se tienen respecto al diseño, crear el prototipo para el levantamiento o para pasos constructivos previos. Para trazar viviendas a mano alzada debemos seguir una serie de pasos que son los siguientes:

– Definimos los trazos base o líneas principales de nuestro dibujo, usando un lápiz fino. Definiremos dimensiones principales y alturas, proporcionándolos mediante el método del lápiz.

dibujo_arq06a

– Detallamos con el mismo lápiz los detalles principales del dibujo en base a las líneas realizadas anteriormente.

dibujo_arq06b

– Definimos el dibujo repasando los detalles con lápices más gruesos. En este caso debemos tomar en cuenta que los volúmenes cercanos al espectador deben ir en lápiz grueso, mientras que los elementos lejanos irán con lápiz delgado.

dibujo_arq06c

Para un trazado correcto y proporcional de nuestro dibujo a mano alzada utilizaremos el método más popular de medida, también llamado método del lápiz. Este consta de los siguientes pasos:

dibujo_arq07

– Levantando y extendiendo el brazo y el lápiz a la altura de los ojos, lo situamos sobre la parte del modelo que deseamos medir.

– Luego desplazamos el dedo pulgar de modo que la parte visible del lápiz coincida con nuestra medida.

– Finalmente trasladamos esa medida dada por el lápiz a nuestro dibujo.

Para que el resultado sea óptimo debemos estar siempre en la misma posición, ya que el alterar esta modificará irremediablemente la proporción asignada.

Planimetría 06b: Definir elevaciones a partir de la planta

En este apunte de planimetría se explicará la manera más simple de obtener las elevaciones de un proyecto determinado a partir de su planta dibujada. Para ello utilizaremos el método de proyección de vistas como técnica y esta es válida tanto si dibujamos a mano como por software 2D.

Los pasos a seguir son los siguientes:

1) Teniendo definida la planta de nuestro proyecto:

elev000

2) Quitamos los ejes y comenzamos proyectando las líneas principales de la planta de forma perpendicular a esta. La idea es que se proyecten las líneas que serán visibles en la elevación a dibujar (contornos de muros, ventanas, techo, etc.).

elev001
3) Definimos una línea horizontal perpendicular a las proyecciones y en base a esta definiremos la altura principal del piso de la elevación (si son dos o más lo recomendable es que se marquen piso a piso).

elev002
4) Ahora definimos las alturas de vanos y alfeizar de ventanas. Usaremos offset (AutoCAD) para esto según la altura medida o especificada.

elev003
5) Definimos ahora la pendiente de la techumbre y las alturas de esta, en base a lo especificado o medido en este.

elev004
6) Recortamos las líneas sobrantes para definir la elevación teniendo como referencia lo que se ve en esta.

elev005
7) Borramos las líneas de proyección sobrantes y valorizamos la elevación para terminar el trabajo.

elev006
8) Seguiremos con el resto de las elevaciones de la misma forma (en AutoCAD se recomienda rotar el área del dibujo mediante las flechas del viewcube). Además en ciertos casos podemos utilizar el método de proyecciones ortogonales para determinarlas.

elev007
9) Valorizamos la elevación para definirla, y borraremos las líneas de proyección restantes.

elev008
10) Una vez que terminamos, podremos rotar las elevaciones que no están alineadas de forma horizontal (En AutoCAD usamos el comando RO).

elevacion paso 10

Con este método tendremos de forma fácil y rápida las elevaciones base para nuestro proyecto. Agregaremos detalles extras como materiales, contexto, árboles, gente, normativa, etc. para finalizar el trabajo.

Planimetría 03: Elevaciones en Arquitectura

Definiremos como elevaciones a las proyecciones ortogonales bidimensionales de TODAS las caras visibles de un proyecto, vivienda o edificio, utilizando la ya conocida proyección ortogonal de puntos. Estas caras se proyectan en planos imaginarios paralelos a la cara en cuestión y por ello, pueden ser representadas mediante planos bidimensionales. Las elevaciones también se denominan fachadas o alzados.

El concepto de las elevaciones puede graficarse en el siguiente esquema:

En el esquema notamos que el Norte geográfico está representado en el modelo ya que el nombre de cada cara dependerá de su ubicación geográfica respecto al terreno. El resultado de la proyección de cada cara del ejemplo puede representarse en forma de planos 2D, como se aprecia en la imagen de abajo:

La principal importancia de las elevaciones es que estas nos muestran la forma del proyecto, los materiales empleados en la realización de este y además nos ayudan a entender la relación del proyecto con el contexto. Por norma, las elevaciones se deben nombrar según los puntos cardinales hacia los que apunta cada cara. Los cuatro puntos cardinales base son:

– Norte.
– Sur.
– Este, también denominado Oriente o Levante.
– Oeste, también denominado Occidente o Poniente.

Por lo tanto, las elevaciones se nombran de la siguiente manera:

– Elevación Norte.
– Elevación Sur.
– Elevación Oriente (o Levante).
– Elevación Occidente (o Poniente).

En nuestro país (Chile) las elevaciones Oriente y Occidente se denoniman Elevación Oriente y Elevación Poniente respectivamente. Sin embargo, es incorrecto decir Oriente-Poniente pues la nomenclatura correcta debiera ser:

– Oriente – Occidente.
– Levante – Poniente.

Sin embargo, en Chile se acepta que las elevaciones puedan nombrarse como Elevación Oriente o Elevación Poniente respectivamente.

Si aplicamos el concepto general de elevación a un proyecto real a modo de ejemplo, el resultado es el siguiente:

Proyecciones 2D de las caras del proyecto. La cara principal (derecha) corresponde a la Elevación Norte.

Proyecciones 2D de las caras del proyecto. La cara principal (derecha) corresponde a la Elevación Sur.

Y como ya sabemos, todas las proyecciones o caras de este se pueden representar en el plano 2D de la siguiente forma:

Normativas para el dibujo de elevaciones

a) Al igual que en el caso de las plantas y cortes, las elevaciones deben destacar los volúmenes cercanos y lejanos respecto del espectador mediante líneas gruesas y delgadas para dar la impresión de cercanía y lejanía de estos.

Elevación Norte del proyecto de ejemplo, sin la valorización.

Elevación Norte del proyecto de ejemplo, esta vez con la valorización aplicada.

Otro ejemplo de elevación en un proyecto, con las valorizaciones aplicadas (tomado de https://fotos.habitissimo.cl/).

b) En las elevaciones se debe incluir el terreno, ya que por definición las elevaciones no están gravitando en el espacio. Este puede ser representado mediante una línea gruesa o también una combinación entre esta más un achurado y a diferencia de los cortes, el terreno pasa por TODO el proyecto ya que en este caso, los cimientos y sobrecimientos NO son visibles puesto que el plano de la elevación está mucho más adelante y por ende, no corta el interior del proyecto. En el caso de las elevaciones, el terreno deberá ser siempre lo más valorizado.

Terreno dibujado de forma incorrecta, pues los cimientos son visibles en la elevación.

Terreno correctamente dibujado, pues pasa por todo el proyecto.

Terreno correctamente dibujado, pues pasa por todo el proyecto (segunda opción).

Sin embargo, en algunos casos puntuales de elevaciones se suelen dibujar elementos cortados en el terreno para mostrar recintos del proyecto que no pertenecen necesariamente al edificio, como por ejemplo los estacionamientos subterráneos.

Elevación del edificio Soria, donde apreciamos el corte para mostrar las zonas de estacionamientos. Técnicamente, este plano sería un “corte-elevación” (tomado de http://www.liraarquitectos.cl).

c) En las elevaciones debemos dibujar siempre todas las caras visibles del proyecto. Respecto a la cantidad de elevaciones que debemos dibujar, se deben realizar al menos las de los 4 puntos cardinales básicos del proyecto (Norte, Sur, Este, Oeste), aunque dependerá del tipo de agrupamiento de la vivienda o edificación. Por ende podemos deducir lo siguiente:

– Edificación aislada: 4 elevaciones.
– Edificación pareada: 3 elevaciones.
– Edificación continua con dos frentes y/o patio trasero: 2 elevaciones.
– Edificación continua con un solo frente: 1 elevación.

Cabe destacar que en el caso que tengamos una o dos elevaciones, al dibujar esta siempre se deberá incorporar parte de los vecinos para entender la relación de esta respecto al entorno.

En ciertos casos especiales se podrán agregar el resto de los puntos cardinales, como por ejemplo si el proyecto posee caras en diagonal que apunten hacia estas o el proyecto se emplace en estas. Estas nuevas elevaciones se denominan:

– Elevación Noreste o Nororiente.
– Elevación Noroeste o Norponiente.
– Elevación Sureste o Suroriente.
– Elevación Suroeste o Surponiente.

Por lo tanto y dependiendo de la complejidad del proyecto, tenemos en total 8 elevaciones posibles.

Ejemplo de elevaciones Nororiente y Surponiente de la obra reforma y ampliación casa Carlos Casanueva (tomada de http://www.arquitecturaenacero.org).

d) La elevación nos sirve para definir y/o destacar materiales propios del proyecto mediante el dibujo de estos y por lo tanto, debemos dibujarlas en ellas siempre y cuando esto sea posible. Los materiales se pueden representar mediante tramas, colores base o incluso el pintado de los elementos, de forma similar a una pintura. Los materiales más tradicionales son el ladrillo, madera y los tratamientos de techo (tejas o zinc). En el caso de materiales como el hormigón, es mejor representarlo mediante el blanco puro o con un tono claro de color.

En el caso del proyecto de ejemplo, las elevaciones definitivas serían las siguientes:

En algunos tipos de proyectos y/o dibujos de elevaciones también se suelen destacar elementos como el sombreado y las formas especiales como las curvaturas, las cuales se destacan mediante líneas paralelas que se van juntando a medida que se acercan a un extremo o también mediante degradados. en otros casos se suelen destacar los elementos cercanos y/o lejanos mediante tonos de gris o como se había mencionado antes, mediante el pintado de los elementos. En las imágenes de abajo vemos varios ejemplos de esto:

Elevaciones de un proyecto, mostrando el sombreado del sol en este mismo.

Ejemplo de valorización de elevaciones mediante el pintado de elementos.

Ejemplo de valorización de elevaciones mediante grosores y tramas.

Ejemplo de valorización de elevaciones mediante gradientes y líneas paralelas, que representan formas curvas.

Normativa específica para el dibujo de elevaciones

a) Las elevaciones deben ordenarse correctamente en la lámina (similar al dibujo de abajo), y al igual que en las plantas y cortes debe colocarse tanto el nombre de la elevación que se dibuja como la escala de trabajo, esta última en una letra de tamaño más pequeño.

b) Por norma las elevaciones no necesitan acotarse ni definirse mediante ejes, pero en algunos casos esto se suele hacer para una mejor comprensión del proyecto. Además se suelen agregar los niveles de piso y además destacar alturas importantes.

c) Si estamos dibujando las elevaciones  de un proyecto que será revisado por otras entidades (como por ejemplo las municipalidades), debemos agregar lo siguiente:

– Muros medianeros, perfil de vereda y de calle.
– Elementos como mobiliario urbano, elementos arbóreos, vehículos y gente, para dar la idea de la escala y el emplazamiento del proyecto.
– Elementos normativos como ejes medianeros, rasantes y otros según se especifique.

En la imagen de abajo vemos un ejemplo de estas normativas específicas aplicadas en la Elevación Norte de nuestro proyecto de ejemplo:

Plano de emplazamiento del proyecto de ejemplo.

Plano de la Elevación Norte con el contexto y normativas municipales o de terreno incorporadas.